Mes: septiembre 2016

El baile del perrito en el Nodriza

En los últimos fines de semana de mi vida, se me ha hecho costumbre irme a ver grupos a un pequeño lugar que parece un estudio. En el barrio lo conocen como Nodriza.

Hace un par de meses fui a ver a un grupo que se llama Cardiel, había más bandas que iban a tocar ese día pero yo fui particularmente por él y ella porque los había escuchado como dos días antes por recomendación de una amiga: “Wey, escucha te va a mamar esa canción”. y así fue (ellos son cardiel).

Llegue al lugar, un poco con sueño y sin expectativas sobre lo que sería esa noche. Llegue al Oxxo que está enfrente (Oxxo-7eleven, son lo mismo) y me compré tres cervezas Carta Blanca porque pensé que como iba a estar sola en el lugar no me quería pasar de copas. Apenas crucé la puerta y comenzaron los abrazos, las sonrisas, las caras conocidas. A lo largo de la noche empecé a recibir cervezas, four loko y creo que hay fotos de mí intentando prender un cigarro.

La cúspide de la velada ocurrió cuando terminaron de tocar las bandas, me quede con mi mejor amigo, una botella de four loko y unos tennis mojados bailando la canción del “baile del perrito”(aquí lo del perrito, no tengo bocinas para saber si es está) hasta que me caí de sentón pensando que los últimos meses de mi vida me he divertido más que en los últimos años.

Supongo que la ventaja de crecer es que muchos complejos se van haciendo cada vez menos y ahora me pregunto: ¿y qué vergas si se me vieron los calzones cuando me caí?